¿Cuál es la potencia activa recomendada de una instalación solar para una vivienda?

¿Qué es la potencia activa?

La potencia activa es aquella denominada potencia “útil”, y es la que consumen los equipos eléctricos de la instalación, la cantidad de potencia en kW que realmente utilizan para realizar el trabajo. A la hora de realizar una instalación se ha de calcular cuanta potencia va a ser necesaria para el consumo de todos los aparatos que haya en la vivienda en momentos punta y las necesidades energéticas en base a los consumos habituales diarios (kW/h), y entonces se dimensionan las baterías, paneles solares, inversores solares, etcétera, que sean necesarios.


¿Cuál es la potencia activa recomendada?

Pero si se trata de una instalación solar fotovoltaica aislada, desde Techno Sun recomendamos que la potencia activa mínima nominal en inversor sea al menos 2kW superior al cálculo anterior. Si para una vivienda necesitamos 3kW, lo ideal sería hacer una instalación no inferior a 5kW (22A). El sistema fotovoltaico y los acumuladores deben dimensionados en función de esta potencia, los consumos habituales señalados anteriormente y la autonomía prevista.

Esto se debe a que debemos dejar un margen de potencia para posibles picos de arranque o puestas en marcha de cargas con carácter inductivo que van a producir una potencia reactiva. Hay que tenerlos en cuenta a la hora de calcular la potencia activa que vamos a necesitar.

Siguiendo con hipotético caso de una vivienda que consume de manera regular una potencia activa de 3kW. En el caso, por ejemplo, que durante media hora al día conectara un taladro de 600W, aunque la suma entre la potencia activa y la potencia del taladro es de 3600W, hay que suponer que tendremos una reactiva que podría ser 700W, esto nos llevaría a que la suma de la potencia activa más la reactiva nos da 4400W + Wr. Este total es más cercano a los 5000W recomendados.

En caso contrario, se sobrepasaría la potencia máxima que el inversor puede entregar, y al ocurrir esto cortaría el suministro al momento debido a una sobrecarga. Si se sobre dimensiona el inversor, al igual que la instalación fotovoltaica y las baterías, se soportará los picos de potencia necesaria y no habrá ningún problema.


¿Cómo se calcula la potencia activa?

La potencia activa que tiene que proporcionar la fuente de fuerza electromotriz (FEM) está determinada por el trabajo útil que genera un carga resistiva o resistencia (R) al conectarse en un circuito de corriente alterna. La potencia activa se representa por medio de la letra (P) y su unidad de medida es el watt (W).

La fórmula matemática para hallar la potencia activa que consume un equipo eléctrico cualquiera cuando se encuentra conectado a un circuito monofásico de corriente alterna es:

P = I * U cos Ø

Donde:

V = Volvaje de la corriente, expresado en volt

I = Intensidad de la corriente eléctrica, expresada en ampere (A)

cos Ø = cos del ángulo o factor de potencia