Efecto Hotspot: Los puntos calientes en los paneles solares

El hotspot, o punto caliente, es uno de los problemas más peligrosos que pueden surgir en un módulo fotovoltaico. Se trata de un punto en el panel solar que se calienta en exceso produciendo una sola área de temperatura elevada, esto genera una disminución localizada de la eficiencia, además de una mayor degradación de los materiales en dicha zona llegando a poder estropear esa parte del módulo o en casos extremos provocar un incendio.

¿Qué produce un hotspot en un módulo fotovoltaico?

El hotspot aparece producido por una alta resistencia en un punto concreto del módulo solar. El área afectada se transforma en un consumidor de energía que se disipa, en vez de generarla como sería lo normal, debido al voltaje inverso que se provoca, esto produce un calor que será mayor cuanto mayor sea la irradiación sobre el resto del panel, pudiendo alcanzar temperaturas que lleguen a superar los 200ºC.

Los factores para que surjan estos hotspots y esta resistencia inadecuada son diversos, desde desajustes de células, cuando células de diferente corriente están conectadas en serie, malas soldaduras y calidad de panel fotovoltaico en general, microroturas producidas en el transporte o la instalación, sombras producidas por suciedad, excrementos, árboles u otros elementos.

¿Qué efectos produce un hotspot en un módulo fotovoltaico?

Los hotspot son por norma general bastante inestables, lo que significa que se irán intensificando poco a poco hasta llegar un momento que anule el rendimiento total del módulo fotovoltaico.

Una vez se crea el hotspot los efectos que pueden producir dependerá de la duración del mismo, cuanto más tiempo se dilate mayores serán los daños que produzca en el panel solar. Se puede romper el punto de contacto ablandando el material aislante, inflamar los materiales o producir un arco eléctrico. Todo ello produce desde pérdida de rendimiento hasta dejar el módulo inservible o incluso llegar a producir un incendio.

¿Cómo evitar un hotspot en un módulo fotovoltaico?

Este problema puede aparecer durante toda la la vida útil del panel solar puesto que los detonantes del mismo pueden ocurrir en cualquier momento. 

Para evitar que aparezca dicho problema podemos seguir una serie de consejos:

  • Comprar módulos fotovoltaicos de marcas de calidad que aseguren una fabricación adecuada para evitar defectos de fabricación que puedan producir hotspots.

  • Realizar un correcto transporte para evitar microroturas que puedan acabar derivando en hotspots que creen mayores problemas.

  • Realizar un correcto manejo del módulo fotovoltaico durante la instalación para evitar roturas o daños que produzcan este problema.

  • Estudiar la situación y la colocación de los paneles en lugares donde no sufran sombras que puedan llegar a producir hotspots.

  • Realizar un mantenimiento regular de los paneles para asegurar que no se acumule el polvo o que haya suciedad que pueda crear sombras persistentes.

  • Monitorizar la instalación en busca de posibles incidencias que indiquen que se pueda generar hotspot u otros problemas.

¿Cómo calcular el consumo eléctrico para una instalación fotovoltaica?