Ley de Ohm

La ley de Ohm es la más importante de un circuito eléctrico

Es la base de casi todos los cálculos eléctricos. Permite calcular la corriente que atraviesa un cable (o un fusible) a diferentes tensiones. Es fundamental saber cuánta corriente circula por un cable para poder elegir el cable correcto para cada sistema.

Pero primero es necesario entender algunos conceptos básicos sobre la electricidad.

La electricidad es el movimiento de los electrones en un material, llamado conductor. Este movimiento genera una corriente eléctrica. Esta corriente se mide en amperios, que se representan con la letra A.

La fuerza necesaria para que los electrones fluyan se llama tensión (o potencial). Se mide en voltios, que se representan con la letra V (en Europa también se usa la U).

Cuando la corriente eléctrica pasa a través del material encuentra cierta resistencia. Esta resistencia se mide en ohmios, que se representan con la letra griega Ω.

La tensión, la corriente y la resistencia están relacionadas entre sí.

  • Cuando la resistencia es baja, se mueven muchos electrones y la corriente es alta. 

  • Cuando la resistencia es más alta, se mueven menos electrones y la corriente es menor. 

  • Cuando la resistencia es muy alta, no se mueve ningún electrón y la corriente se detiene. 

Se puede decir que la resistencia de un conductor determina la cantidad de corriente que atraviesa un material a una tensión concreta. Esto puede expresarse con una fórmula conocida como la Ley de Ohm:

Corriente (A) = Tensión (V) / Resistencia (Ω)

I = V/R

Fuente: Wiring Unlimited de Victron Energy